300 veces Davicho

Historia. Amor por el deporte. Entrega y sacrificio. Respeto y humildad. Trayectoria y Ascenso. Hablar de David Romero es hablar de todo esto y quizás nos quedemos cortos. Sin dudas encontraremos cientos de adjetivos para calificar sus virtudes.Como jugador y como persona. «Davicho » es patrimonio universal del fútbol chaqueño.

En el triunfo frente a Don Orione de la semana pasada, David Romero cumplió 300 partidos vistiendo los colores de Chaco For Ever. Un número redondo que pocos pueden afirmar haber logrado. En la mañana de hoy, antes del inicio de su juego 301 frente a Sarmiento, la Dirigencia lo reconoció con una camiseta especial. Por merecimiento. Por orgullo institucional. Por el respeto que siempre tuvo David para con el club.

Sus números son impresionantes. Para llegar a esos 300 partidos, «Davicho» disputó 92 por liga chaqueña, 45 por Argentino A , 159 por Argentino B y 4 por Copa Argentina. Un ejemplo de vigencia, profesionalismo y entrega.

El tipo se dio el lujo de disputar todos los torneos posibles vistiendo los colores de For Ever. Se fue. Jugó en varios equipos chaqueños y en su regreso, como capitán y referente, logró ganarse un lugar y llegar a sus 300 partidos.

Su estado físico es la envidia de muchos. Su juego duro y tosco se complementan con la velocidad de sus zancadas. Jugó de lateral derecho, volante en el eje del medio campo y en la cueva, como Defensor central. En todos lados rindió. Cuando no le tocó jugar, esperó con trabajo y paciencia y siempre apareció cuando las papas quemaban.

Estuvo en las buenas y en las malas en el club y dejó su nombre grabado a fuego en los hinchas, al ser pieza clave y fundamental del ascenso del 2013.

Por todo esto y seguramente por muchas otras cosas más: «Davicho», 300 veces «Davicho».

Redacción: Guido Esteban Polisena (Dpto de Prensa de Chaco For Ever)
Fotos: César Férnandez ( Dpto de Prensa de Chaco For Ever)